HOMENAJE Y VICTORIA EN SONSECA

Morientes no pudo jugar ante sus paisanos por lesión

sonsecamorientesSonseca le devolvió ayer a Félix Rodríguez un poco de todo lo que le ha dado él al deporte mazapanero durante su vida. El municipio, y en especial los clubes deportivos de la localidad, se volcaron con el homenaje a un hombre que siempre ha estado dispuesto a echar una mano en lo que ha sido necesario. Y el escenario, su querido estadio Martín Juanes, lució un aspecto excepcional para estar a la altura de la cita. No en vano, el campo sonsecano se llenó por completo para presenciar un encuentro entre los veteranos del conjunto rojillo y del Real Madrid, los dos clubes que hacen palpitar a un Félix Rodríguez que ejerció como el gran maestro de ceremonias.

 

 

Y es que, de todos los honores que se le concedieron en la mañana de ayer, uno de los más grandes pudo ser recitar las alineaciones de los dos conjuntos antes de iniciarse la contienda. Después de unas palabras de agradecimiento, el gran protagonista de la jornada pronunció con emoción los nombres de futbolistas de los que ha informado en épocas pasadas del CD Sonseca, como Santi, Puebla, Armando o Diego. Pero con el mismo sentimiento entonó los de las estrellas blancas que se desplazaron hasta el Martín Juanes, como Grosso, Amavisca, De la Red o Buyo. Entre todos, sumaban sobre el césped una cantidad ingente de títulos conquistados: 21 Ligas, cinco Copas del Rey, cuatro Copas de Europa, diez Supercopas de España, una Supercopa de Europa, dos Intercontinentales, un oro olímpico y una Eurocopa. Y eso sin contar las tres Champions, dos Ligas, una Liga francesa, una Copa del Rey, una FA Cup, dos Intercontinentales y dos Supercopas de Europa de Fernando Morientes, quien no se vistió de corto pero sí estuvo muy cerca de Félix.

 

Sin embargo, a una persona sencilla como este hombre imprescindible en la historia del deporte sonsecano lo que más ilusión le hace es recibir elsonsecaequipo.jpgbis reconomiento a su labor por parte de los más cercanos. Así, recogió con emoción regalos y placas conmemorativas que necesitarán habilitar una habitación completa para albergarlos. A los obsequios de los conjuntos de veteranos del Sonseca y el Real Madrid, se unieron entre otros los de las escuelas deportivas del cuadro rojillo, de los representantes del propio municipio, del club de baloncesto de la localidad, del diario La Tribuna de Toledo y su querido CD Sonseca. Félix Rodríguez correspondió con un sinfín de gestos de agradecimiento ante las abrumadoras muestras de cariño. Abrazó los escudos de las camisetas que le regalaron y, en especial, se arrodilló para besar el césped del Martín Juanes, su casa. Después, ocupó un puesto privilegiado en el palco para presenciar el envite entre los veteranos del Real Madrid y el Sonseca, aunque en la segunda parte bajó al terreno de juego para sentarse en el banquillo.

 

Por lo que se refiere al encuentro, respondió a las expectativas de este tipo de partidos, en los que se aprecia sobre todo ver goles de bella factura y a las viejas glorias demostrar que conservan gran parte de la calidad que les hizo grandes en el pasado. El choque comenzó bien para los rojillos, que se adelantaron en el marcador al aprovechar un fallo de Buyo a la hora de atajar un centro lateral. Sin embargo, no tardaron demasiado los blancos en equilibrar la contienda y demostrar su superioridad. Así, un disparo de Morán acabó con un rechazo del cancerbero Diego que Congo cabeceó a la red lanzándose en plancha. Poco después, el colombiano volvía a rematar con la testa un centro medido de Amavisca. Con el Real Madrid desatado, De la Red culminó con elegancia una jugada personal y después finalizaba una bonita combinación para sellar el 1-4 antes del descanso. Tras el entreacto, volió a recortar distancias el Sonseca, pero les duró poco la alegría a los rojillos. Amavisca, en dos ocasiones, Congo con una bonita vaselina y De las Heras, a placer, cerraron el definitivo 2-8 con el que concluyó el encuentro. Pero el resultado que debe quedar no son esos guarismos, sino el gesto emocionado un hombre que se merece mil homenajes como éste, Félix Rodríguez.

La Tribuna de Toledo