EL MADRID, PRESENTE EN EL TORNEO SOLIDARIO DE VALLECAS

Los 4.000 kilos de alimentos que se recogieron fueron destinados al Comedor de la Esperanza

La Asociación de Veteranos del Rayo Vallecano organizó un certamen cuadrangular futbolístico bajo el nombre tan significativo de Torneo Solidario. A dicho torneo acudieron los equipos formados por ex jugadores del Real Madrid, Atlético, Getafe y Rayo Vallecano, el conjunto anfitrión. El objetivo principal de este evento estaba destinado a recoger alimentos para las familias más necesitadas de El Pozo del Tío Raimundo. La meta se alcanzó con creces, ya que se lograron reunir 4.000 kilos de comida que fueron entregados al Comedor de la Esperanza. La cruda climatología que azotó Madrid el pasado 4 de enero de 2014, en una mañana fría, acompañada de una pertinaz lluvia y de un viento que, a veces, rondaba los 90 kilómetros por hora, no fue obstáculo para que acudieran un buen número de espectadores.

Cuadrangular solidarioEl torneo tuvo como escenario la Ciudad Deportiva Fundación Rayo Vallecano, en la que los cuatro equipos participantes jugarían dos encuentros de 45 minutos cada uno. Los vencedores se enfrentarían en la final. Cristina Pedroche, que actuó de madrina del certamen, hizo el saque de honor en presencia de Ángel Ortega, presidente de la Asociación de Veteranos del Rayo Vallecano. Eran los prolegómenos del primer encuentro, en el que se vieron las caras el Getafe y el Real Madrid. El equipo blanco no tuvo piedad de su rival y le endosó un incontestable 5-1, con dos goles de Iván Pérez, y uno de Alfonso, Velasco y Javi Guerrero. En el segundo partido, el Atlético de Madrid se impuso por 3-1 al Rayo. Los “eternos rivales” eran los dos finalistas. Los aficionados se frotaban las manos no sólo por el frío, sino porque estaban ávidos en ver en acción, frente a frente, a los veteranos del Madrid y los del Atlético, pero toda la ilusión concentrada en los espectadores se diluyó como un azucarillo en una taza de café caliente.

La final suspendida por el tiempo

Cuando estaba previsto que se jugara la final y el choque por el tercer y cuarto puesto, el temporal arreció aún más con una lluvia torrencial que dejó el terreno de juego tan encharcado que, prácticamente, era imposible jugar al fútbol. Los aficionados, que se habían refugiado en las zonas cubiertas de la Ciudad Deportiva, aún tuvieron tiempo para compartir un rato con los jugadores de los cuatro equipos participantes, a lo que solicitaron autógrafos y posaron con más de uno para la posteridad. En un sencillo acto se decidió el vencedor del torneo mediante un sorteo. La diosa Fortuna, tan veleidosa siempre, se inclinó a favor del Atlético, que se llevó el trofeo de campeón, mientras el Real Madrid recogía el de subcampeón.

Una iniciativa con futuro

La sensación general, tanto entre los participantes como entre el público asistente, fue que esta iniciativa no se quede en esta primera edición, sino que se celebre todos los años por las fiestas navideñas. Además del numeroso público que acudió con sus kilos de alimentos para donar, y de los voluntarios de la Asociación de Vecinos de El Pozo que se hicieron cargo de recoger y transportar los alimentos hasta un almacén para su clasificación y entrega al Comedor de la Esperanza, todos los jugadores dieron una lección de solidaridad y de un entusiasmo en el terreno de juego que levantó el clamor y las ovaciones de los espectadores. La lluvia y el vendaval no impidieron la satisfacción de que el objetivo se cumpliera. Vaya desde esta página nuestra más sincera felicitación.

Luis Miguel González