EL MADRID SUBCAMPEÓN DEL RUHRPOTT 2013

Goleó a sus rivales en los tres primeros partidos, y perdió en la final ante el Mönchengladbach 

Iván Pérez se adjudicó los trofeos al máximo goleador y mejor jugador del torneo

281213Budenzauber06 600 - copiaEra la víspera de los Santos Inocentes, el pasado 27 de diciembre de 2013, cuando una expedición del equipo de Veteranos del Real Madrid se disponía a partir hacia Düsseldorf, la capital de Renania del Norte-Westfalia. Desde esta ciudad, el grupo viajero se trasladaría en autocar hacia Dortmund, donde el Madrid iba a participar en el prestigioso Torneo Ruhrpott 2013, en la modalidad de fútbol indoor, en el que también iban a entrar en liza cinco conjuntos alemanes: Borussia Dortmund, MSV Duisburg, Borussia Mönchengladbach, Bochum y Rot-Weiss Essen. Viene esto a cuento, lo de los Santos Inocentes, porque no fue una inocentada que la expedición madridista partiera con dos horas de retraso, sobre el horario previsto, rumbo a Düsseldorf en el vuelo 3291 de la compañía Lufthansa, sin que ésta diera alguna explicación del largo retraso.

 

 

Llegada a Dortmund

Tras dos horas de vuelo y recorrer por carretera los 60 kilómetros que separan Düsseldorf de Dortmund, bajo una fina lluvia y un cielo grisáceo, a las cuatro y media de la tarde Luis Castiblanque, delegado de la expedición, repartía las tarjetas de las habitaciones que, en el hotel Mercure, iban a ocupar el técnico, los jugadores y el resto de la expedición, que estaba formada por Vicente Miera, directivo de la Asociación de Veteranos del Real Madrid; Geni, el entrenador, y estos jugadores: Contreras, Carlos González (los dos guardametas). Belenguer, Pavón, Morán, Herrero, Iván Pérez, Velasco, Tote y Amavisca. Junto a ellos, Antonio Misena, Antonio Acedo (utilero y fisioterapeuta, respectivamente), y el citado delegado. En el hall del esperaban Bernd Knappmann y Dominik Westerfeld, dos simpáticos alemanes, que acompañaron en todo momento a la expedición madridista.

 

Visita a un centro de arte y creatividad

ruhrpott 255 2La tarde se dedicó a visitar un centro de Arte y Creatividad de Dotrmund, en el que una encantadora políglota, Sylvia Student, relató una amplia semblanza de Dortmund, destacando que la mitad del territorio municipal se compone de cursos de agua, bosques, agricultura y espacios verdes con amplios parques como Westfalenpark y el Rombergpark, lo cual contrasta con los casi cien años en los que esta ciudad vivió y progresó gracias a la producción de sus extensas minerías, sus fábricas de acero y, sobre todo, de cerveza, llegando a ser una de las mayores productoras de Alemania de este rubio y siempre apetecible líquido. Después de esta visita, hubo una cena en un coqueto restaurante oriental.

 

Se incorporan Rojas y Karembeu

Había caído de lleno la noche sobre Dortmund cuando llegó al hotel Christian Karembeu, que se desplazó a tierras alemanas desde Suiza, donde reside. Y281213Budenzauber05 600 otro refuerzo para el equipo blanco, Roberto Rojas llegó la mañana del sábado acompañado de María, su cordial esposa; Roberto, su hijo, y los señores de Person (María y John), familiares del matrimonio Rojas, que viven en Colonia, que derrochan simpatía y se dedican al mundo musical. John es compositor y famoso guitarrista en la citada ciudad alemana.

El entrenador, Geni, había previsto para el día de la competición que los jugadores, a las 10:45 hicieran un copioso desayuno antes de iniciarse el torneo. Después, antes de caminar hacia el impresionante pabellón Westfallenhalle, escenario del evento y que estaba junto al hotel Mercure, les dio la consabida y tradicional charla a los jugadores. Media hora antes de comenzar los encuentros, en las gradas del Westfallenhalle ya se habían acomodado cerca de 6.000 espectadores, que aumentaron a la hora de alzarse el telón del torneo. El Real Madrid estaba incluido en el grupo A con el Borussia Dortmund y el MSV Duisburg. En el grupo B estaban el Borussia Mönchengladbach, el Bochum y el Rot-Weiss Essen. Los dos primeros clasificados de cada grupo se verían las caras en las semifinales.

 

El equipo blanco goleador

dortmundvelascoEl ambiente que se respiraba en el pabellón era de pasión y entusiasmo. Los seis equipos participantes tienen una dilatada historia deportiva y de renombre. El Madrid, en la fase previa, dio una sensacional lección de fútbol. Venció al MSV Duisburg por 3-0 con goles de Iván Pérez (2) y Amavisca, y vapuleó al Borussia Dortmund (5-0), en el segundo encuentro, con goles de Velasco (2), y Amavisca (2) y Tote. En la semifinal, otra exhibición ante el Bochum (5-1), en la que volvió a brillar Iván Pérez por su olfato goleador. El Madrid estaba en la final y con grandes esperanzas de adjudicarse el trofeo en juego. En el grupo B, el Borussia Mönchengladbach era el otro finalista. Los partidos, como antiguamente en los cines, eran de sesión continua. Veinte minutos de descanso entre un encuentro y otro.

 

Lo mismo que en Berlín

La final levantó aún más la expectación que había en el Westfallenhalle. El Real Madrid y el Borussia Mönchengladbach, en dos tiempos de 12 minutos, tenían que dirimir quién sería el campeón del torneo. Si el equipo blanco había puesto de manifiesto su poderío y entrega ante sus correosos adversarios, frente al Borussia, los dos goles que encajó en apenas un par de minutos, cayeron como una losa en los hombres de Geni. El conjunto alemán, tras las dos dianas, no solo se cerró muy bien, sino que en el minuto 20 dictaba la sentencia de la confrontación con otro tanto. Era el mismo y agridulce recuerdo de lo que pasó en Berlín en la Flextrom Cup de fútbol indoor hace un año. En aquel torneo, a principios de este 2013 que está a punto de expirar, al Madrid se le escapó el trofeo en la final.

 

Visita a una mina y regreso a España

Finalmente se hizo entrega de los trofeos, siendo Iván Pérez el triunfador de la jornada futbolística, al recibir dos galardones: el de máximo goleador y mejordortmundivantrofeo jugador del Ruhrpott 2013. En los cuatro partidos, Geni fue utilizando a todos los jugadores que tenía a su disposición. Ya en el vestuario, gestos de desolación, mientras Antonio Misena, también cabizbajo, recogía todo el material, camisetas, botas, calzones, sudaderas… y lo echaba en los nueve o diez bolsones que lleva en todos los viajes. Tras la cena en la zona VIP del pabellón, llegó la hora de pensar en descansar y de empezar a olvidar el traspié. Al día siguiente, antes de salir hacia España también desde Düsseldorf, tuvo lugar una visita turística, contemplando las galerías de una mina en Bochum, maquinaria y utensilios de aquellos mineros que allí trabajaban para extraer el carbón en tiempos que se podían considerar de prehistóricos. Se degustaron las tradicionales salchichas alemanas en un puesto típico de Bochum y, a las cinco de la tarde del domingo 29 de diciembre, esta vez puntual, un avión de Eurowings despegaba hacia el aeropuerto de Barajas. El Madrid regresaba como subcampeón del Torneo Ruhrpott 2013 y, ¿por qué no decirlo?, con la cabeza muy alta, aunque el título se fuera a reposar a las vitrinas del Mönchengladbach. Al llegar al aeropuerto de Barajas, apretones de manos y una frase unánime: ”Feliz y próspero 2014!”

Luis Miguel González