EL MADRID, ADMIRADO EN OLD TRAFFORD

Venció por 1-2 al Manchester, con un gol de Morientes y otro sensacional de De la Red

La recaudación del partido (935.000 euros) será destinada al Programa Jóvenes de la Fundación del Manchester

man-rm4Alrededor de 60.000 personas se acomodaron en las gradas de Old Trafford para presenciar el partido entre los veteranos del Manchester y del Real Madrid. Entre dos equipos que alinearon en sus conjuntos a jugadores que dejaron en el recuerdo memorables momentos de su vida futbolística. Unos hombres a los que, a pesar del inexorable paso del tiempo, de que hace años dejaron la diaria actividad futbolística, aún conservan inestimables virtudes: entusiasmo, pundonor, clase a raudales y ese carácter innato de ganadores. Fue un partido que revivió el pasado de históricas confrontaciones en el Teatro de los Sueños. Algunos espectadores se frotaban los ojos viendo como los protagonistas todavía daban lecciones de fútbol.

El respeto a las tradiciones estaba presente en cada rincón del mítico estadio inglés. La liturgia del acto y la categoría de los actores así lo exigía. De tal forma que antes del partido y en la más pura tradición británica, Bobby Charlton, convertido en el mayor mito viviente de los reds, saludó uno a uno a los protagonistas de los dos equipos a pie de césped. Fernando Hierro por parte madridista y Dennis Irwin por el United, ejercieron como capitanes.

El Real Madrid, liderado por Zinedine Zidane, que mantiene su depurada técnica, se adelantó en el marcador en el minuto 39 por medio de Fernando Morientes. Era una corta renta ante un Manchester que también deleitó a los aficionados con su trenzado fútbol, pero que se retiró al descanso con el escozor de haber encajado el tanto.

 

Un tanto magistral

El segundo tiempo continuó con el mismo decorado: los dos equipos en una constante lucha y mirándose de reojo en los contrataques. A los 68 minutos,man-rm3 Ruud Van Nistelrooy, ex jugador del Madrid y que jugó un tiempo con cada conjunto, empató el encuentro. La igualada parecía que iba ser la que dictara la sentencia del encuentro, pero a falta de cinco minutos para la conclusión, De la Red marcó el gol de la victoria. Una diana magistral elevando el balón ante el portero Van der Gouw, que dejó boquiabiertos a los jugadores del equipo inglés y a sus seguidores. Justo un minuto antes, Dwight Yorke había estrellado el balón en el larguero del portal madridista.

Una vez finalizado el partido, se celebró la entrega del trofeo delante del público que ovacionó a los dos equipos. El máximo dirigente del Manchester, David Gill, entregó la copa en juego a los capitanes del Real Madrid Hierro y Butragueño. El equipo ayer de azul, se despidió entre aplausos desde el centro del campo de los aficionados que poblaron las gradas del legendario Old Trafford.

En esta ocasión, como hace un año en el Bernabéu, el Real Madrid también se apuntó el triunfo frente al cuadro inglés. En los dos partidos se impuso por la mínima (3-2 en casa y 1-2 en campo británico) por méritos propios. El Real Madrid volvió a ser admirado y aplaudido en Old Trafford. Los ingresos por taquilla, estimados en unas 800.000 libras esterlinas (alrededor de 935.000 euros), se destinarán al Programa de Jóvenes, una de las actividades de la Fundación del Manchester que ayuda a muchachos necesitados.

Estas fueron las alineaciones:

Manchester United: Van der Sar (Van der Gouw, m. 70); Berg (Martin, m. 9), Stam, Johnsen, Irwin; Blackmore (Van Nistelrooy, m. 46), Fortune, Scholes, Sharpe (Thornley, m. 51, Blomqvist, m. 87); Yorke, Cole.

Real Madrid: Koke Contreras (Carlos Sánchez, m. 62); Míchel Salgado (Pavón, m. 69), Iván Helguera, Pavón (McManaman, m. 46), Amavisca; Figo (Martín Vázquez, m. 78), Hierro, Makelele (Fernando Sanz, m. 62), Zidane; Morientes, Van Nistelrooy (De la Red, m. 46). Butragueño, Alfonso e Iván, desplazados a Old Trafford, finalmente no pudieron jugar por problemas físicos.

man-rm5

Luis Miguel González