IGNACIO ZOCO, NUEVO PRESIDENTE DE LA ASOCIACIÓN

zocopresidenteElegido por unanimidad por la Junta Directiva de la Asociación

Sucede en el cargo a Alfredo Di Stéfano

Ignacio Zoco, hasta ahora vicepresidente de la Asociación de Ex Jugadores del Real Madrid, es el nuevo presidente de los veteranos madridistas. En una reunión de Junta Directiva celebrada ayer, fue elegido por unanimidad por sus compañeros para ocupar la vacante dejada por Alfredo Di Stéfano, fallecido el pasado 7 de julio.

 

Ignacio Zoco Esparza nació en el pueblo navarro de Garde el 31 de julio de 1939, siendo el penúltimo retoño de la dinastía Zoco. Anteriormente, donimagesV16L75TF Daniel y doña Carmen, sus padres, habían alegrado aún más su hogar con la llegada de María, Ricardo, Javier y, finalmente, con Francisco Javier, el benjamín de la casa. El único que se dedicó profesionalmente al fútbol fue Ignacio, aunque hasta la adolescencia no se despertó en él la afición por este deporte. En la escuela de su pueblo natal y después en el Instituto Ximénez de Rada estudió el que llegaría a ser extraordinario medio centro no sólo por su poderío físico, sino por su carácter de triunfador y su gran compenetración con los compañeros en todos los equipos que actuó, sobre todo en Osasuna, Real Madrid y Selección Española. Durante el recreo en los centros escolares, a veces jugaba al fútbol con otros alumnos, pero lo que más practicaba era jugar en el frontón de su pueblo. Según crecía, Zoco comprobó que sus amigos aprovechaban los domingos para ir a presenciar los partidos de Osasuna. Un buen día le dijo a su tía María que él también quería ir a ver al equipo navarro, la cual se extrañó de la sugerencia del sobrino.

 

Vio a Osasuna y decidió ser futbolista

Sería su tío Ricardo quien le dio tres pesetas y, ni corto ni perezoso, Zoco se fue camino de El Sadar, compró una entrada de general y presenció el Osasuna-Sabadell, con triunfo del conjunto local por 6-2. Sin embargo, más que al desarrollo del juego el recién aficionado prestó más atención al ambiente que había en las gradas y a como festejaban los aficionados los goles de Osasuna. Salió de El Sadar tan contento de lo que había presenciado que decidió ser futbolista. El primer equipo fue Roncesvalles, del que pasó al Oberena, después al Iruña y de éste a Osasuna. Corría el año 1961, el de Garde llevada ya dos años en las filas osasunistas y sus destacadas actuaciones no pasan por alto para Pedro Escartín, por entonces seleccionador nacional, que le convoca para el jugar contra Gales en Cardiff. El debut del joven jugador, aún no había cumplido los veintidós años, fue lo más afortunado. En el Ninian Park, España ganó a la selección del País de Gales por 1-2, con goles de Woosman por los anfitriones, y de Foncho y Di Stéfano por el equipo español que triunfó con esta alineación: Ramallets; Foncho, Santamaría, Calleja; Zoco, Gensana; Aguirre, Del Sol, Di Stéfano, Luis Suárez y Gento. A raíz de ese partido, Zoco sería internacional con España en 25 ocasiones. El cenit con la selección española lo alcanzó el 21 de junio de 1964, fecha en la que España ganó a la URSS por 2-1en el estadio Santiago Bernabéu y se proclamó campeona de Europa.

 

Se compromete con el Real Madrid

1322148961 extras albumes 01Apenas un mes después, Escartín le vuelve a incluir en la lista de los seleccionados para recibir a Gales en Chamartín. Estando en la habitación con su amigo y paisano Félix Ruiz reciben una llamada telefónica desde la recepción del hotel en la que les comunican que si pueden bajar al hall. Allí les esperaba Raimundo Saporta, vicepresidente del Madrid, quien sin perder un segundo les dijo: “Les gustaría jugar en el Real Madrid?” La respuesta de los dos navarros fue afirmativa, aunque sabían que el Barcelona tenía una opción de compra sobre ellos. Días después, una tarde de abril de 1961, Félix e Ignacio se fueron al cine, aunque a distintas salas. Cuando más interesante estaba el filme, a los dos les sacaron del cine para acudieran inmediatamente al club osasunista. En las oficinas les esperaba Antonio Calderón, gerente del Real Madrid, que ya tenía prácticamente gestionado el traspaso de los dos al equipo blanco, aunque antes Jacinto Saldise, presidente de Osasuna, les dijo: “En sus manos está elegir como equipo el Madrid o el Barcelona. Ustedes deben decidir por sí mismos”. La respuesta de ambos fue rápida, unánime y categórica: “¡Al Real Madrid!”. Felix Ruiz se incorporó ese mismo año a la entidad madridista y Zoco lo hizo uno después, en 1962. A partir de su compromiso con el Madrid, Zoco mostró en todo momento una eficacia excepcional como medio de cierre, así como su entrega y su honradez, en las doce temporadas que militó en el Real Madrid.

 

Triste debut en el torneo continental

zocoselecciónMiguel Muñoz le incluye entres los jugadores que van a realizar la pretemporada. El primer desplazamiento fue al continente africano, donde el equipo blanco se enfrentó en Accra al Black-Star; al Inter y al FAR en el Trofeo Mohamed V, y al Roma en la capital italiana. El 9 se septiembre de 1962 se presenta ante la afición madridista en el homenaje a José María Zárraga y, doce días después, debuta oficialmente en el Bernabéu frente al Deportivo de La Coruña en partido de Liga. El Madrid ganó por 2-1 al conjunto gallego con esta formación: Vicente; Casado, Santamaría, Miera; Zoco, Pachín; Félix Ruiz, Müller, Di Stéfano, Puskas y Gento. La felicidad que le embargaba a Zoco en sus primeros meses en el Real Madrid se marchitó como las rosas en otoño en la primera eliminatoria de la VIII Copa de Europa. El conjunto blanco recibió en su feudo al Anderlecht y ante la sorpresa de propios extraños el encuentro finalizó con empate a tres. Zoco inauguró el marcador, lo amplió Gento y lo cerró Di Stéfano. Por parte del cuadro belga, Van Himst, Janssens y Puis amargaron la noche a los madridistas con sus respectivos tantos. Había muchas esperanzas de que el Madrid lograra el triunfo en el partido de vuelva en el estadio Heysel de Bruselas, pero un solitario gol de Jurion dejaron al equipo blanco en la cuneta de la Copa de Europa a las primeras de cambio. Durante el transcurso del encuentro, Zoco se puso de portero durante cinco minutos por lesión del guardameta Vicente. La tristeza se dibujó en estos hombres que Muñoz alineó en la capital belga: Vicente; Casado, Santamaría, Miera; Zoco, Pachín; Amancio, Müller, Di Stéfano, Puskas y Gento.

 

Campeón de la sexta Copa de Europa

La solidez y capacidad del navarro para recuperar balones le hicieron imprescindible en las alineaciones de Muñoz. Primero formó línea media con6ª-1965-1966 Pachín, Müller y Pirri hasta que el técnico le colocó como defensa central. Cuatro años más tarde del mal sabor de boca que le dejó su estreno en la competición continental llegó uno de los momentos cumbres en su trayectoria deportiva. Precisamente, en el estadio Heysel, el Real Madrid iba a grabar otra gesta deportiva en su dilatada e inigualable historia. Un equipo integrado por españoles, los llamados “ye-yés” que remplazaron a las “vacas sagradas” que consiguieron cinco Copas de Europa consecutivas, no pondrían una pica en Flandes, pero sí en Bruselas frente al Partizán de Belgrado. Fue el 11 de mayo de 1966. En un partido vibrante el equipo yugoslavo inauguró el marcador con un tanto de Vasovic, pero a base de casta, pundonor y orgullo el once formado por jugadores hispanos derrotó al rival y llevó a las vitrinas del club la sexta Copa de Europa. Amancio igualó la contienda y Serena dio la puntilla al adversario con un gol que suponía el definitivo triunfo por 2-1. Una hazaña que lograron estos hombres: Araquistain; Sanchís, De Felipe, Pachín; Pirri, Zoco; Serena, Amancio, Grosso, Velázquez y Gento. Le dijo a Bernabéu que dejaba el fútbol Ignacio Zoco, aquel baluarte en la zaga del Madrid y de la selección, tuvo actuaciones memorables a nivel nacional e internacional, pero quizás uno de sus mejores partidos fue en Letzigrund, estadio helvético donde el equipo blanco se enfrentó al Zurich en partido de ida de las semifinales del torneo europeo. Aquel 22 de abril de 1964 marcó Di Stéfano a los dieciséis minutos de juego, pero sería el segundo gol, obra de Zoco a los veinticinco, el más crucial. Una jugada suya por la banda derecha y driblar a un defensa, la concluyó con un potente disparo que dejó boquiabiertos a los espectadores.

 

20111201zocopremioEl 9 de junio de 1969, Ignacio Zoco acaparó todas las portadas de las consideradas revistas del corazón al contraer matrimonio con la famosa cantante navarra María Ostiz. Llevaba siete años en el Madrid cuando se casó y por aquellas fechas el pamplonica se había ganado el respeto y la admiración en el fútbol continental. Era el capitán de un equipo que continuaba dando más alegrías que disgustos a los incondicionales madridistas, pero el 17 de febrero de 1974, tras ser vapuleado el equipo blanco por el Barcelona en el Bernabéu con un contundente 0-5, Zoco le aseguró a Santiago Bernabéu que se retiraba del fútbol. El presidente le dijo: “Tómate dos días de vacaciones y verás las cosas de otra manera”. El navarro llevó a cabo el consejo de Bernabéu y, tras reflexionar, volvió a verse con el máximo rector del club y su respuesta fue tajante: “Don Santiago no quiero seguir jugando al fútbol”.

 

Se retiró alzando la Copa de España

La última satisfacción de Zoco como futbolista fue recoger la Copa de España de manos de Franco, tras ganar el Madrid al Barcelona por 4-0 en el HEL2215 estadio Vicente Calderón. Su amigo Ramón Grosso le cedió el brazalete de capitán cuando faltaban cinco minutos para finalizar el encuentro con el fin de que recogiera el trofeo. El gesto de Groso se le grabó para siempre al navarro. El 28 de agosto de 1974, el Real Madrid hacía su presentación ante su parroquia y, al mismo tiempo, se tributaba un sincero y cálido homenaje a Ignacio Zoco. El equipo blanco se impuso al Panathinaikos por 3-0 y, después de jugar unos minutos, Zoco fue remplazado por Alberto Vitoria. Con los brazos en forma de uve se despedía un auténtico caballero del fútbol. En 1982 regresó al club al ser nombrado por Luis de Carlos directivo del Castilla y, en 1996, siendo presidente Lorenzo Sanz, asumió el cargo de delegado del equipo, labor que dejó de ejercer dos años después. En los últimos años, ha sido vicepresidente de la Asociación de Veteranos del Real Madrid. Ignacio Zoco, un sólido valladar.

Luis Miguel González

TRAYECTORIA EN EL REAL MADRID

Nombre: Ignacio Zoco Esparza

Fecha de nacimiento: 31-7-1929

Lugar de nacimiento: Garde (Navarra)

Ingresó en el Club: 1962

Posición: Medio volante

Partidos oficiales y goles con el Real Madrid:

Liga: 318 (8 goles)

Copa de España: 50 (3)

Copa de Europa: 51 (3)

Recopa: 8 (2)

Copa Intercontinental: 2

Total partidos: 434

Total goles: 16

Títulos: 7 Ligas, 2 Copas de España y 1 Copa de Europa.

Internacional con España: 25 veces, campeón de la Eurocopa 1964