DI STÉFANO: "ME ESTOY PENSANDO SI SEGUIRÉ PRESIDIENDO LA ASOCIACIÓN"

“Antes de decidirme tengo que hablar con algunas personas del club, pero siempre habrá alguno que quiera ocupar el cargo”


“La eliminatoria con los alemanes será muy complicada para los dos equipos”


DI STEFANO 12Al entrar al estadio Santiago Bernabéu, en el que levantó de sus asientos a los espectadores infinidad de veces, uno de los vigilantes le preguntó: “¿Qué tal se encuentra don Alfredo?” Di Stéfano, apoyado en el bastón que hace tiempo le acompaña, caminando despacio y algo encorvado, respondió: “Mal, querido, mal”.

Era una de esas mañanas habituales en las que Alfredo Di Stéfano se refugia en el pequeño despacho que tiene en la Asociación de Ex Jugadores del Real Madrid. Entidad que preside desde 1991, año en la que se fundó. Sobre su mesa se apilan cartas, fotografías, revistas que Di Stéfano recibe desde de los cinco continentes. La mayoría de las misivas le llegan con imágenes suyas cuando era jugador del Madrid, del que también es Presidente de Honor. Abre los sobres, echa un vistazo al texto y con finos trazos caligráficos escribe una dedicatoria y debajo la rubrica.

La charla transcurre en su despacho de la Asociación de Veteranos. El silencio se rompe cuando le comento a Di Stéfano que el club ha programado una serie de importantes actos con motivo del 110 Aniversario de su fundación, entre ellos la visita del Millonarios para enfrentarse al Madrid en el estadio Santiago Bernabéu.

Por su gesto, antes de responder, a Alfredo Di Stéfano parece como si los recuerdos del equipo colombiano le cayeran a borbotones. Aquel Millonarios de principios de los años cincuenta, al que se apodó “El ballet azul” por las espectaculares sinfonías que daba de fútbol. Una sublime orquesta futbolística de la que Alfredo era el director.

“Yo no sé nada de la visita del Millonarios. He leído en la Prensa que viene a jugar el Trofeo Bernabéu. ¿Recuerdos de los cuatro años que jugué en el conjunto colombiano? Que siempre íbamos los primeros en la clasificación de la Liga de Colombia. El actual Millonarios nada tiene que ver con aquel en el que yo jugué y en el que había fabulosos jugadores”


“Hay que contar con todos los adversarios”

El 6 de marzo de 2012, el Madrid cumplió 110 años de vida. Once de ellos los grabó Di Stéfano en la época más dorada del club, del que el hispano-argentino, camino de cumplir 86 años, hace este pequeño balance. “La labor del Madrid a lo largo de su historia, tanto deportiva como socialmente, ha sido y será indiscutible. Quiero decir que ha ido por el buen camino y ha ganado muchos títulos, además de ser siempre una gran familia”.

Cuando le hablo del Campeonato de Liga, el Madrid está a cuatro puntos del Barcelona. La ventaja de diez que tenía el equipo blanco sobre el Barcelona se ha reducido considerablemente. Alfredo Di Stéfano frunce el ceño y me contesta: “La ventaja es lo fundamental, pero nunca me cansaré de repetir que hasta que no tienes la pieza entre las manos no está cazada. Cuando le sacábamos al Barcelona diez puntos, me sacaba de quicio cuando leía o escuchaba que el Madrid era ya, prácticamente, campeón de Liga. Que no, viejo, que no. Hasta el final de las competiciones hay que contar con todos los adversarios, los que aspiran a ser campeones, los que quieren clasificarse para los torneos europeos y los que quieren huir de la quema; es decir, los que luchan por no bajar a Segunda División”.

“A mi me da lo mismo Messi que Ronaldo. No hay ningún jugador al que se pueda calificar como el número uno del mundo”


“¡Ojo con los alemanes!”

Cristiano y Leo, Messi o Ronaldo, son los dos jugadores que no paran de recibir elogios dentro y fuera de nuestras fronteras. Al citarles, al preguntarle a Di Stéfano quién cree que de los dos es el mejor del mundo, responde con rapidez. Ha vuelto la cantinela de que si éste o aquél es el mejor del mundo. No hay ningún jugador al que se pueda calificar como el número uno del mundo, porque siempre ha habido y habrá extraordinarios futbolistas. Maradona, Pedernera, Labruna, Cruyff, Puskas… Lo que sucede es que hay unos que están más arropados que otros”.

En el horizonte se asoma ya el duelo Bayern Munich-Real Madrid en las semifinales de la Champions League. En juego, para ambos equipos, está alcanzar la final de la antiguamente llamada Copa de Europa, en la que Di Stéfano inscribió en su incontestable palmarés cinco títulos consecutivos. “¿Qué si el Madrid logrará eliminar al Bayern y, en la final, conquistar la décima Copa de Europa? Yo no soy adivino. Lo que sí pienso es que, como todas, será una eliminatoria complicada para los dos equipos, sin olvidar la potencia y la entrega de la que siempre han hecho gala todos los equipos alemanes. Y el Bayern, en este sentido, es uno de los más ejemplares del fútbol germano. ¡Ojo con los alemanes!”ds7

 

“Siempre habrá alguno que quiera el puesto”

Cercanas apunta las elecciones, con candidaturas abiertas, a la presidencia de la Asociación de Veteranos, cargo que Alfredo Di Stéfano viene ejerciendo desde hace veinte años. La mayoría de asociados quiere el mítico futbolista siga al frente dicha entidad, pero, según sus propias palabras, el día que conversamos aún no lo tenía decidido. “Me estoy pensando si seguiré presidiendo la Asociación. Antes de decidirme tengo que hablar con algunas personas del Club. ¿Qué si hay algún motivo para dejar el cargo? Le vuelvo a repetir que me lo tengo que pensar, pero si dejo de ser presidente siempre habrá alguno que quiera el puesto”.

A través del televisor, Di Stéfano se empapa viendo fútbol europeo y sudamericano. Sobre todo cuando juega el River Plate, equipo en el comenzó a jugar en las categorías inferiores. “Cuando puedo o televisan los partidos ¡claro que veo al River! Tenga en cuenta que en este conjunto jugamos mi padre y yo y que nació en La Boca, donde yo me crié, pero que nadie olvide que el River se fundó en 1902, antes que el Bocar Juniors, que lo hizo tres años después. Como no tenía cancha, el River se tuvo que trasladar a Palermo, uno de los mejores barrios de Buenos Aires. Estoy casi a diario en contacto con Argentina. A través del teléfono, hablo con mi hermana, Norma, y con Mario, mi cuñado. Aunque el campeonato está muy igualado, ¡ojalá este año suba a Primera División el River Plate! La verdad es que sentí mucho que descendiera a Segunda”.

Allí, en su despacho de la Asociación, le dejé. Siguió revisando cartas y contemplando fotografías de su época de jugador. Alfredo Di Stéfano, una leyenda con la garra que siempre le caracteriza.

Luis Miguel González