MIERA: "LA VISITA A GUATEMALA HA SIDO APOTEÓSICA"

“Las muestras de cariño, afecto y cordialidad jamás las podremos olvidar”

“Yo veo al Madrid con mucho poder y mentalidad de campeón” MG 8205

Cuando llegó a Guatemala a Vicente Miera se le vinieron a la mente los primeros recuerdos de las ocho temporadas que perteneció al Real Madrid. Recién llegado al club, a primeros de agosto de 1961, partió con la expedición madridista hacia América, donde jugó en Santiago de Chile, Guayaquil (Ecuador), Costa Rica y, finalmente, en Guatemala. "Han pasado muchos años, pero al llegar a la capital guatemalteca se me vino a la memoria que, precisamente, mi primer viaje como jugador del Madrid fue a Guatemala. Si mal no recuerdo nos enfrentamos al Comunicaciones, uno de los equipos más laureados del fútbol de aquel país por aquellas fechas. Creo que ganamos por cuatro a cero”.

Vicente Miera, junto a Enrique Pérez Díaz “Pachín”, se desplazó a este lugar de América Central al frente del equipo de veteranos del Real Madrid. El principal objetivo de la visita del equipo blanco fue participar en la Primera Copa Federico Revuelto, organizada por FUNDALMA, cuya recaudación fue destinada para apoyar el programa gubernamental HAMBRE CERO.

 

Jugaron el Presidente del Gobierno y el Embajador

Y a renglón seguido añadió: “La verdad es que la estancia de los veteranos en Guatemala ha sido fantástica, tanto a nivel deportivo como social. Otto Pérez, el presidente del Gobierno, nos recibió en su residencia dándonos la bienvenida con toda clase de agasajos. Después estuvimos en el Parlamento, en el que presenciamos unas de sus sesiones. También nos recibió el alcalde de la ciudad, con un gran afecto y simpatía. La misma que nos mostraron todas las personas en nuestra estancia en Guatemala”.

El Madrid jugó allí dos partidos. El primero frente a una selección de jugadores latinoamericanos, con triunfo madridista por 0-2, y el segundo ante un equipo de ex internacionales guatemaltecos. En este encuentro se alinearon con el conjunto local Otto Pérez, presidente de Guatemala, y Manuel Lejarreta, embajador de España en aquella ciudad. El presidente jugó 27 minutos y el embajador 23.

Venció el cuadro local por 1-0, pero, según Miera, lo de menos eran los resultados que se dieran en el terreno de juego. “Aquí lo importante -puntualizó- era recaudar fondo para ayudar al programa Hambre Cero. Lo que no llegué a comprender fue que las entradas valieran entre treinta y setenta euros. A mi modo de ver, en los partidos benéficos las localidades deberían ser más baratas. Pienso que ese fue el motivo de que el estadio Mateos Flores no se llenara en ninguno de los dos compromisos.

En el primer encuentro jugamos bastante bien, siendo ovacionado todo el equipo, pero en particular Butragueño, Karembeu, Alfonso… y, en el segundo, creo que hubo exceso de confianza”. La Prensa, principalmente “El diario de hoy” destacó la actuación del Madrid en el primer partido y tituló: “Toques mágicos”.

 

La marcha de la Asociación

Cambiamos de tercio y hablamos del primer equipo cuando estaba cercana la visita del Málaga al Bernabéu y de un líder aupado en lo más alto de la clasificación y con diez puntos de ventaja sobre su inmediato seguidor, el Barcelona. Sin pensárselo dos veces, Miera aseguró: “Yo veo al Madrid con mentalidad de campeón. En todos los partidos, el equipo juega con confianza y con mucho poder. La Liga, según pasan las jornadas, la tiene más alcance de la mano, aunque hasta que no sea una realidad no se tiene que fiar de ningún adversario. Y en cuanto a la Champions, yo creo que es uno de los más firmes candidatos al título”.

Las puertas de la Asociación están abiertas para todos y, por tanto, de nada vale que en alguna ocasión haya habido dimes y diretes

A punto de zanjar la conversación surge la Asociación de Ex Jugadores del Madrid. La marcha actual, las próximas elecciones, el ambiente que se respira entre los veteranos… Y Miera, con esa tranquilidad que le caracteriza, me dijo: “Me parece normal que haya compañeros que se quieran presentar como candidatos a la presidencia de la Asociación que, por cierto, marcha fantásticamente. Es lógico que cada cual tenga sus puntos de vista y sus ideas, pero siempre que se expongan con respeto.. Cuando nos damos un apretón de manos, Vicente Miera apostilló: “Las muestras de cariño, de afecto y la cordialidad que hemos recibido en Guatemala jamás las podremos olvidar. Ha sido una visita apoteósica”.

Luis Miguel González