MORALES, CON LA BATUTA DEL MADRID DE VETERANOS

morales1

“Tenemos muchas esperanzas de volver a ser campeones de la Liga de fútbol indoor”

 

Tenía ocho años cuando ingresó en las categorías inferiores del Real Madrid. A los técnicos les sorprendió que a esa edad el chaval mostrase tanto desparpajo como delantero y viera puerta con tanta facilidad. Evidentemente, el mozo, José Luis Morales Martín (Madrid, 1973), era tan hábil y astuto en las cercanías del área rival que fue el máximo goleador en todas las categorías de la cantera madridista hasta que en la temporada 1993-94, con 20 años, dio el salto al primer equipo.

 Morales, como se le conoce en el mundo del fútbol, debutó con el Real Madrid el 5 de febrero de 1994. Aquel día el Madrid recibió al Deportivo en el Bernabéu, al que derrotó por 2-0, abriendo el marcador Morales y cerrándolo Míchel. Fue un estreno triunfal, pero al finalizar aquella campaña el madrileño se convirtió en un trotamundos: Sporting, Mallorca, Logroñés, Numancia, Salamanca, New England Revolution, de Norteamérica, Jaén y Gimnástica de Torrelavega fueron las otras aventuras que grabó en su historial deportivo. Al retirarse, el fútbol seguía corriendo por sus venas y, tras ser uno de los pilares del equipo de la Asociación de Ex Jugadores del Real Madrid, en la actualidad dirige al equipo de dicha Asociación, compañeros que también se enfundaron la camiseta blanca y que ahora la defienden como veteranos.

 

“Yo al equipo lo veo fenomenal y con una gran calidad, aunque todos los refuerzos son importantes”

“Somos un grupo de amigos”

José Luis Morales, campechano y sencillote, ha festejado el primer título de la temporada: la Supercopa de España de fútbol indoor, tras la histórica victoria (8-12) en tierras gijonesas. Al iniciar la conversación le doy la enhorabuena y con rapidez responde: “La enhorabuena hay que dársela a los jugadores, que han sido los que lograron un triunfo memorable. Mi misión es procurar no molestar mucho. Hay que tener en cuenta que el equipo de veteranos y el técnico somos un grupo de amigos y, sobre todo, seguimos siendo futbolistas. Hombre, a veces hay tensiones porque no queremos perder ni a las canicas, pero esos momentos tensos se olvidan al segundo. Y, por otro lado, hay que dar alegrías a los aficionados, que en todos los lugares que visitamos, sean dentro o fuera de España, nos reciben con mucho cariño”.


“Estamos muy ilusionados”

Al preguntarle si se deberían integrar otros ex jugadores que darían aún más potencial al equipo, Morales asegura: “Yo al equipo lo veo fenomenal y con una gran calidad. Hombre, todos los refuerzos son importantes. Es probable que podamos contar con De la Red, pero hay ex futbolistas del Madrid, casos de Figo y Zidane, que no pueden jugar con nosotros porque tienen otros cometidos: Figo, en el Inter y Zidane en el Madrid. Yo estoy muy ilusionado, lo mismo que los jugadores, con vistas a la presente temporada. Una campaña, empezando por la Liga de fútbol indoor, en la que tenemos depositadas muchas esperanzas de volver a ser campeones. ¿Los más directos adversarios? El Sporting, Deportivo, Atlético de Madrid y, claro está, el Barcelona”.

 

“Nunca pensé en ser entrenador”

Remplazó a Isidro en el cargo de técnico de los veteranos. Lleva, día arriba, día abajo, un año sentándose en el banquillo. Al recordarlo, las palabras de Morales brotan llenas de agradecimiento: “Cuando me retiré del fútbol, nunca pensé que sería entrenador. Aunque sea un tópico, la verdad es que se sufre mucho en el banquillo. Fue la junta directiva de la Asociación la que me ofreció el puesto de técnico y, sinceramente, no encuentro palabras de agradecimiento al darme la oportunidad de trabajar de esta forma para la nuestra entidad, que sin ánimo de presunción es una de las mejores del mundo no sólo en el aspecto deportivo, sino socialmente, porque ayuda a mucho ex jugadores que atraviesan momentos delicados”.

 

Al borde de la despedida le hablo del cercano torneo que el Real Madrid jugará en Berlín los días 13, 14 y 15 del presente mes. Un torneo, el Flextrom Cup 2012 que tendrá como escenario el Pabellón Max Schmelling, nombre con el que se bautizó a este recinto deportivo en memoria del boxeador alemán Schmelling, que fue campeón del mundo de los pesos pesados entre 1930 y 1932. El evento se ha dividido en dos grupos. El Madrid jugará contra dos “pesos pesados”: el Bayer Leverkusen y el Borussia Möenchengladbag. Los dos primeros de cada grupo se clasifican para jugar las semifinales y la final. “Es un torneo -afirma Morales- que nos viene fenomenal porque no hemos tenido pretemporada. Con estos partidos nos ponemos más en forma para afrontar la actual campaña. ¡Ojalá regresemos a España con el trofeo!” José Luis Morales, con la batuta del equipo de los veteranos.

Luis Miguel González