PEPE MEL, UN ENTRENADOR COTIZADO

“Me ha sorprendido que tan pronto tenga ofertas de la Premier”

“La Asociación de Veteranos, sin darse bombo, hace una labor deportiva y social extraordinaria”

pepe melA la caída de la tarde, refugiado en su hogar de Sevilla, me atiende José Mel Pérez (Madrid, 28-2-1963), conocido en el mundo del fútbol por Pepe Mel. Hablo con este hombre que a lo largo de todo el diálogo se expresa con sencillez y amabilidad, como a él siempre le gusta caminar por la vida, por este incomprendido mundo. Hace unos días fue destituído como entrenador del Betis, en el que realizó un incontestable trabajo. Una labor que llegó a ser admirada por la fiel y sentida afición bética. Al iniciar la charla me pone una condición: “No me pregunte por el Betis porque no le voy a responder. El Betis ya es pasado en mi vida deportiva”. Mel deja caer sus frases con mesura, temple y sabiduría. Apasionado de la lectura y de inquietudes literarias ha publicado dos novelas: El mentiroso, en 2011 y, dos años después, El camino al más allá.

 

Empezó a jugar en la cantera del Madrid

Pepe-Mel-y-MíchelEste madrileño que ya ronda los 50 años empezó a jugar al fútbol en las categorías inferiores del Real Madrid. Tenía 11 años cuando, cargado de ilusiones, intentaba demostrar a los técnicos que tenías dotes de delantero centro y pólvora en sus pies para que el balón estallara en las redes de las porterías contrarias, pero su futuro, demostrar su valía de ariete, no iba a estar en el equipo blanco, sino en otros conjuntos en los que Mel demostró ser un auténtico artillero. Tras ser cedido por el Madrid a la Real Sociedad Deportiva Alcalá, en la que ostenta el récord de los 34 goles que marcó, debutó en Primera División en las filas de Osasuna. Dejó Pamplona para firmar por el Castellón, con el que jugó dos temporadas, siendo el máximo goleador en la campaña 1988-89, en la que festejó con el cuadro castellonense el ascenso a la División de Honor. Entre las ofertas que recibió para cambiar de aires, aceptó la del Real Betis Balompié. Durante cuatro años, con la camiseta verdiblanca, Mel jugó un total de 112 partidos de Liga, marcó 50 goles y, como en el Castellón, logró su segundo trofeo como el máximo artillero de la División de Plata. Después de pasar por el Granada, Getafe y Écija, decidió colgar las botas en el Angers francés.

 

Más de una década como entrenador

La pasión de Pepe Mel por el fútbol, que corre por sus venas, no iba a quedarse en el recuerdo. Tenía que seguir respirando el aroma del césped y pasar de recibir consejos a darlos él. Con el título de entrenador nacional en su cartera empezó a dirigir al Tenerife en la temporada 2001-02. Tras ser destituido en febrero de 2002, a mediados de la campaña siguiente fue contratado por el Getafe, que militaba en Segunda División y que no pasó apuros para permanecer en la categoría. Llama a su puerta el Alavés y, al frente del conjunto norteño, Mel se quedó a las puertas de ascenderle a Primera. El Polideportivo Ejido y el Rayo Vallecano serían los dos nuevos equipos que estuvieron al mando del técnico madrileño y, en el verano de 2010, Mel se convirtió en el entrenador del Betis, con el que consiguió el ascenso a Primera División y llevarle a ser uno de los participantes de la Euroliga de la actual campaña, 2012-13. Los vaivenes del cuadro andaluz, los malos resultados y perder el apoyo de la afición bética, conllevaron que Mel fuera cesado el 2 de diciembre de 2013. Al idolatrado entrenador, como a tantos otros, los aficionados y la decisión del club le bajaron del pedestal de la entidad verdiblanca.

“Ahora mismo haría las maletas y me marcharía al Reino Unido. A mí me fascina el fútbol británico”

 

 

“En el fútbol inglés hay más equidad”

Apenas había pasado una semana de su destitución cuando los rumores apuntaban que Mel ya tenías ofertas de clubes ingleses. ¿Eran ciertos esosbetisrmbutragueñoymel comentarios? La interrogante la despeja el propio entrenador: “Sí, sí, es verdad. Me ha sorprendido que haya clubes de la Premier que se hayan interesado por contratarme y pudiera volver al tajo tan pronto”. La nueva pregunta era inevitable. “¿Está dispuesto a irse a entrenar a un equipo inglés?” No ha tardado ni un par de segundos en responder. Su tono de voz se eleva como si alguna de las ofertas ya se hubiera hecho realidad. “La experiencia que tuve en Francia, cuando jugué en el Angers, fue sensacional. Dirigir a un conjunto inglés debe ser algo maravilloso no sólo por como allí se entiende este deporte, que por algo es la cuna del fútbol, sino porque los derechos por televisión son equitativos, se reparten por igual a todos los clubes. Lo digo con todo respeto: en mi opinión, la Liga inglesa es mejor que la española”.

 

“No sé si mi cese ha sido injusto o no”

Hace años se hizo popular un dicho entre los aficionados del fútbol español: ´cambio de entrenador, victoria segura`, lo cual no suele ocurrir en los tiempos que corremos. El Betis no ha dado muchas muestras de mejoría desde su destitución. Se lo recuerdo a mi interlocutor y, sin ningún preámbulo, respondió: “Ya le dije que no iba a hablar nada del Betis. Soy bético hasta la médula y me ido de este club con la conciencia muy tranquila, con la satisfacción de haberle ascendido de Segunda a Primera División y de que juegue una competición europea. Al equipo y a su nuevo entrenador les deseo todo lo mejor. Comprenda que ahora no seré yo quien diga si mi destitución fue o no injusta. El presidente y sus directivos tomaron la decisión y la tuve que aceptar. Los entrenadores también nos equivocamos a tomar decisiones que, además, afectan a los jugadores. La vida es así en todos los órdenes: unas veces aciertas y, otras, cometes equivocaciones”.

 

“La Liga debería ser más atractiva”

pepe mel 2Le recuerdo lo que manifestó Diego Simeone, el entrenador del Atlético, en una rueda de prensa: “Esta Liga es muy aburrida”. Tras escuchar la frase, Mel hilvanó estas palabras: “Yo no diría tanto, pero sí que debería ser más atractiva. Es decir, que, además del Atlético, estuvieran pugnando por el título el Athletic de Bilbao, Valencia… Desgraciadamente para el fútbol español, porque sería más apasionante y vistoso, ya no se viven aquellas temporadas en las que fue campeón de liga el Deportivo, el Valencia… ¿Por qué? Pues muy sencillo, porque a nivel económico, estos equipos no pueden competir con el Madrid y el Barcelona, clubes que consiguen hacerse con los mejores futbolistas, tanto a nivel nacional como internacional. En una palabra: que tienen un buen armario donde elegir”. “Si el Atlético no se desfonda -añadió-, quiero decir si aguanta bien jugar dos partidos a la semana, los de Liga y la Champions, y jugadores de la talla de Gabi, Luis García, Juanfran, Diego Costa… mantienen su nivel de juego, que nadie descarte que el Atlético pueda ser el campeón de Liga. En cuanto al máximo torneo continental, pienso que los tres equipos españoles que se han clasificado para los octavos final, tienes muchas opciones de ser uno de ellos campeón de Europa”.

 

“La diferencia no es insalvable”

El día que conversamos, el Real Madrid estaba a cinco puntos del Barcelona y del Atlético de Madrid en la clasificación de la Liga. Al preguntarle por el equipo blanco, Mel subrayó: “Yo creo que el Madrid actual tiene más capacidad de reacción que el del año pasado. Aunque queda mucho campeonato por jugarse y esa diferencia en la tabla de la que me habla no es insalvable”. Cuando declinaba la conversación, hablamos del próximo Mundial, el que tendrá lugar en Brasil en 2014 y en el que España se presenta como vigente campeona. Tras una corta reflexión, este amable madrileño comentó: “Si Busquets, Sergio Ramos, los dos Xavis, Hernández y Alonso, Juanfran, Fernando Torres, Diego Costa… llegan a Brasil sin acusar la carga de partidos que juegan a lo largo de la temporada y aún con suficiente frescura física y psíquica, me atrevo a pronosticar que España puede revalidar el título, aunque hay que tener en cuenta el infernal ambiente con el que va a jugar la selección española en Brasil. No olvidemos lo que pasó en el torneo de la Copa de Confederaciones”.

 

“Habría que pensar más en ellos” pepe mel 3

A punto de desearnos felices navidades, dos nuevas cuestiones le planteo a Pepe Mel. La primera si no cree que por el precio de las localidades, las gradas de varios equipos de Primera y Segunda División se ven despobladas de aficionados y, la segunda, qué opina de la Asociación de los Veteranos del Real Madrid. Con calma, matizando los dos planteamientos, afirmó: “La verdad que, debido al elevado precio de las entradas, es una lástima lo que está ocurriendo en el futbol español al respecto. Y no sólo en el fútbol, sino también en los cines y teatros por el mismo motivo. Digo que es una pena porque se cierran las puertas a los niños y a la juventud. Habría que pensar más en ellos. A nuevas generaciones que se serían los futuros aficionados al fútbol y a la cultura. Un grave problema que, a mi modo de ver, habría que solucionar lo antes posible”.

“En lo que se refiere a la Asociación de Veteranos del Madrid, de la que me enorgullezco ser socio, la labor que hace, callada y sin darse bombo, es extraordinaria, tanto en el aspecto deportivo como social. Sin ir más lejos, hace poco tiempo que el equipo de veteranos estuvo en Sevilla para enfrentarse al Betis. La recaudación del partido iba destinada a la Asociación ANDEX, entidad de padres y niños oncológicos de Andalucía. A la recaudación que se logró, la Asociación aportó otra importante cantidad de dinero”. Pepe Mel, un técnico cotizado.

Luis Miguel González