HAGI, CON EL CORAZÓN DIVIDIDO

“Guardo un grato recuerdo de mi paso por el Real Madrid y el Galatasaray”

“El poderío del Galata está del centro del campo para arriba”

Gheorghe Hagi (Sacele, Constanta, Rumanía, 5-2-1965), conocido por Gica o El Maradona de los Cárpatos, empezó su carrera deportiva en 1982 en el Constanta. Un año después fichó por el Sportul Studentesc, de Bucarest, captado por uno de los hijos del dictador Ceausescu, que asumía la presidencia del club y donde Hagi mostró su gran potencial futbolístico. Destacó por su gran habilidad en el regate, su rapidez y su potente remate.

imagesEn 1987 firmó por el Steaua de Bucarest, en el que Hagi empezó a ser considerado el mejor futbolista rumano de la historia. Tres años después, juega su primer Campeonato del Mundo. Viaja con la selección rumana hacia Italia, donde se juega el Mundial-90. Su fútbol, brillante y espectacular, deslumbra al Real Madrid, que consigue incorporarle a su plantilla aquel año. Su traspaso al equipo blanco fue el más caro en la historia de un club rumano (4,3 millones de dólares), récord hasta aquellas fechas en la Primera División de los Cárpatos.

Entre sombras y luces Gica Hagi permaneció en el Madrid dos temporadas, en las que jugó 85 partidos oficiales, marcó 19 goles y ganó una Supercopa de España. El centrocampista rumano no llegó al conjunto madridista en un buen momento, precisamente cuando la Quinta del Buitre intentaba reeditar éxitos ante el Barcelona que dirigía Johan Cruyff. En ese ambiente era difícil adaptarse a un nuevo fútbol, a una nueva mentalidad. Hagi, además, se encerró en su mismo y acentuó su individualismo, que le acompañó durante toda su trayectoria futbolística.

En 1992, tras perder el Madrid la Liga frente al Tenerife en el estadio Heliodoro Rodríguez, Ramón Mendoza, que ya le había anunciado a Gica que causaría baja en la plantilla si no se lograba el campeonato, cumplió su palabra y fue traspasado al Brescia italiano. Atrás quedaban dos campañas entre sombras y luces.


Manager y entrenador del Galatasaray

Después de jugar dos años en el calcio, regresó a España para fichar por el Barcelona, en el que también jugó dos campañas. Se marchó de la Ciudad Condal para enrolarse en el Galatasaray, en el que cerró la puerta de su vida como jugador en 2001, año en el que fue nombrado seleccionador nacional de Rumanía. En su caminar como técnico, tras no lograr la clasificación de la selección rumana para el Mundial de Corea y Japón de 2002, Hagi fue destituido por la Federación Rumana de Fútbol. Un año más tarde cogió el mando del Bursaspor, conjunto turco que pronto abandonó después de un mal arranque en la Liga.34980291

Al año siguiente se convirtió en el manager general del Galatasaray, ganando la Copa de Turquía en 2005, cargo que también ejerció en el FCU Politehnica de Timisora tras dejar de pertenecer al Galatasaray, entidad a la que regresó para asumir la dirección técnica del equipo otomano. En 2011, Gheorghe Hagi, fue de nuevo nombrado seleccionador de Rumanía, reemplazando en el cargo a Razvan Lucescu.

 

“Drogba y Sneijder han potenciado el equipo!”

Evidentemente, Hagi conoce al dedillo las virtudes y defectos del Galatasaray, rival del Real Madrid en los cuartos de final de la Champions, y al que recibirá en el estadio Bernabéu el próximo miércoles, este cercano 3 de abril de 1913. Sobre la eliminatoria, Gica puntualizó: “Yo creo que el adversario del Madrid tiene más complicado pasar a la siguiente ronda. El equipo blanco está muy fuerte y, aunque seguirá luchando hasta el final de la Liga, está totalmente centrado en la Champions y en la Copa del Rey, los dos títulos que pueden estar a su alcance por la diferencia de puntos que le saca el Barcelona en la Liga a estas alturas en esta temporada. Sin embargo, también pienso que el Galata han invertido en dos jugadores muy importantes, Drogha y Sneijder, que han potenciado mucho al equipo turco”.

Sobre cómo desarrolla su fútbol el rival de los madridistas añadió: “El Galasaray juega como el Madrid, mejor a la contra. Gana más partidos en casa que fuera. El poderío del Galata está del centro del campo para arriba. Luego, como el Madrid, también está preparado para tener la posesión del balón como cualquier equipo grande!”.

 

“No es sencillo vaticinar”

En cuanto quién cree que se clasificará para la penúltima ronda de semifinales de la Champions, Hagi apostilló: “No es sencillo vaticinar el equipo que lograra clasificarse, porque en una eliminatoria pueden ocurrir muchas cosas. La ventaja que tiene el Galatasaray, siempre y cuando saque un buen partido en el Bernabéu, es que el partido de vuelta lo juega en su terreno. Habrá un ambiente infernal, como suele suceder en la mayoría de los partidos en Turquía, y en ese sentido el factor campo pueden ser un aliado del Galata. No es sencillo pronosticar el equipo que se clasificará para las semifinales. La verdad es que guardo un grato recuerdo de mi paso por el Madrid y el Galatasaray”. Gica Hagi, que ganó la Supercopa de Europa con el cuadro turco frente el Madrid, se muestra prudente a la hora de adelantar un pronóstico. Quizás sea porque su corazón está dividido entre el equipo turco y el español.

Luis Miguel González