WOLFF PASÓ POR LA CAPITAL DE ESPAÑA

“La final de Copa será complicada para los dos equipos madrileños”

“Deseo de corazón que el Madrid consiga la décima Copa de Europa”

Ha pasado por Madrid, después de visitar algunas ciudades españolas. Ha sido un alto en el camino en la capital de España este hombre, Enrique Ernesto Wollf (Buenos Aires, 21-2-1949), conocido por Quique, que siempre lleva a mano un bloc para tomar apuntes. “Me pilla usted redactando una nota para Argentina”.

Era el saludo de este ex futbolista bonaerense que empezó jugando en el Racing Club y, tras defender laQuique-Wolffe-online camiseta del River Plate, cruzó el Atlántico para firmar por la Unión Deportiva Las Palmas en 1974. En el equipo canario, Wollf, defensa o centrocampista con clase y garra, la adaptación del argentino fue rápida. El Real Madrid temprano empezó a seguirle los pasos y, en 1977, se integraba en la plantilla madridista. En los años que vistió la zamarra blanca ganó dos títulos de Liga, jugó 68 partidos oficiales y marcó cuatro goles. Con la selección nacional argentina se alineó en 28 ocasiones.

 

“Llevo 21 años ejerciendo de periodista”

Tras su paso el Madrid regresó a su tierra natal. En 1981, el Club Atlético Tigre, con el que militó en la Primera B de Argentina, puso el epílogo a su carrera deportiva para poner el prólogo a su trayectoria periodística. “Llevo veintiún años en esta profesión como presentador del programa Siempre fútbol, de la cadena ESPN, además de hacer los comentarios de varios partidos de ligas europeas, entre ellas la de España”. Se le ve feliz, mientras sus palabras brotan con el agua de un hontanar con ese inconfundible acento criollo.

A la pregunta de si es más complicada la profesión de informador que la de futbolista, Wolff responde sin titubear: “Es más lindo jugar al fútbol. Además, en mi programa respeto a todo el mundo. El jugador inteligente no se preocupa de si la prensa escrita, radiofónica, audiovisual y, actualmente, la digital habla de él bien o mal. Cuando después de un partido regresa al vestuario, él es el primero en saber si estuvo acertado o afortunado en la cancha”.

 

“Jamás ha jugado al contragolpe”

Abre un paréntesis de uno segundos y, tras el breve silencio, añade: “Cuando jugaba en el Madrid, al periodista que peor me trataba en sus crónicas mejor le trataba cuando me solicitaba una entrevista. Era la forma de darle a entender que estaba equivocado en sus censuras. En mi programa realizamos comentarios, entrevistas, debates…, como si fueran un homenaje al invitado. Esto es como si le invito a usted a mi casa y, después de cenar, le digo que tiene que lavar los platos”.

El Madrid, que tiene un equipo poderoso, debería ser más ofensivo. Jamás el Madrid, a lo largo de su historia, ha jugado al contragolpe. Siempre lo ha hecho al ataque

“Está al corriente del caminar del Real Madrid esta temporada, en la que analiza su fútbol, a través de la televisión, en su Buenos Aires natal. Sin ánimo de ofender a nadie, he disfrutado más del fútbol del Barcelona cuando le dirigía Pep Guardiola. Con ello, por favor, que nadie entienda que critico al entrenador del Real Madrid, que es el que decide la mejor estrategia con la debe jugar el equipo.”.

 

“Es pronto para vaticinar”

Cuando la temporada aún no ha despejado las incógnitas de los títulos que guarda para el final de la campaña, o de los amargos descensos, Wolff hizo este comentario: “Pienso que la Liga, prácticamente, ya tiene dueño: el Barcelona, club al que deseo elimine al Milán para que siga en la Champions League. Sobre todo, por la gran afinidad que tengo con mi paisano Messi. En cuanto a la Copa del Rey, creo que la final será complicada para los dos equipos. Cierto es que el Madrid jugará en su terreno, pero que no se confíe del Atlético, al que Cholo Simeone ha dado carácter de ganador y de no rendirse hasta el último minuto de juego. ¿Qué si el Madrid llevará a sus vitrinas la décima Copa de Europa? Yo se lo deseo de corazón, aunque aún es pronto para vaticinar porque no hay que olvidar que todavía tendrá que jugar cuatro partidos para intentar llegar a la final europea”.

 

“Mis cinco años en España, maravillosos”

real-madrid-79-quique-wolfEcha un vistazo a su reloj, con un gesto que denota que tiene prisa, cuando le comentó qué recuerdos se llevó del fútbol español y qué piensa de la Asociación de Veteranos del Real Madrid. “Mis cinco años en España, tres en el Las Palmas y dos en el Madrid, fueron maravillosos. Por ello, mi corazón esta partío, como dice en una de sus populares canciones Alejandro Sanz. Hay que tener en cuenta que, gracias al equipo canario, que fue el que me fichó para jugar en España, luego firmé por el Real Madrid, club del que me siento muy orgulloso de haber pertenecido.

En los dos años en el Madrid tuvo la fortuna de conocer a Santiago Bernabéu, un presidente irrepetible, y una institución que era admirada y respetada en todo el mundo. Ahora, en todos los órdenes de la vida, los tiempos han cambiado. Se han ido perdiendo valores fundamentales: afecto, solidaridad, compañerismo… Un mundo con una cara más triste que alegre”.

 

“La mejor del mundo”

A punto de volver a darnos un apretón de manos en señal de despedida, Quique Wolff puso el colofón a la charla con estas palabras: “¡Ché, qué quiere que le diga de la Asociación de Veteranos del Madrid! Pues, sencillamente que, con todos los respetos para las demás asociaciones de exjugadores, españolas y extranjeras, la del Madrid es la mejor del mundo. Han entrado nuevos directivos que procurarán hacerlo fenomenal, al lado del majestuoso presidente que tenemos desde que se fundó la entidad: mi adorado Alfredo Di Stéfano, un hispano-argentino universal como persona y futbolista, por el ejemplo de profesionalidad, entrega y compañerismo que siempre puso de manifiesto en su brillante carrera deportiva. ¿Algo más, querido?” La pregunta se le llevó el aire de aquella fría ventosa y mañana en la que conversamos con este campechano argentino.

Luis Miguel González