HIERRO, CON LA SINCERIDAD COMO BANDERA

“Soy optimista y pienso que el Madrid eliminará al Manchester”

“El apoyo de los aficionados siempre es fundamental”

Fernando HierroHabla con serenidad, pero con la sabiduría de haber estado tantos años vinculado al fútbol, en el que abierto un paréntesis para dedicarse a otras cuestiones profesionales, como estar pendiente de sus empresas. Nacido en el pueblo malacitano de Vélez-Málaga, el 23 de marzo de 1968, Fernando Hierro fue un ejemplo de profesionalidad y entrega desde que empezó a jugar en el equipo de su tierra natal hasta que en 2005 decidió apartarse de los terrenos de juego.

En plena adolescencia pasó fugazmente por uno de los equipos juveniles del Málaga. Los técnicos no veían en el chaval -¡vaya vista!- que fuera un futbolista con proyección. A Fernando le afectó tener que abandonar el club malagueño, pero el Real Valladolid, donde jugaba su hermano Manuel, lo contrató y, a orillas del Pisuerga, se forjó uno de los mejores defensas centrales que ha dado el fútbol español. Dos temporadas en las filas del conjunto vallisoletano fueron suficientes, las que transcurrieron de 1987 a 1989, para que Fernando Hierro fichara por el Real Madrid, aunque a punto estuvo de hacerlo por el “eterno rival”.

 

Un defensa goleador

Llegaba al club madridista con el aval de su sentido táctico y su colocación que le permitían cubrir una amplia zona del campo. Tenía una gran pegada, que aprovechaba en los lanzamientos de las faltas, a la que añadía un fabuloso juego aéreo y un carisma que le hacía ser muy respetado por los adversarios. En la demarcación de defensa central o en el puesto de centrocampista, Hierro era una total garantía para los intereses del equipo que defendía, sin olvidar su capacidad goleadora: en los 598 partidos oficiales y amistosos que jugó con el equipo blanco marcó 126 goles.

Tras doce temporadas en el Madrid, con el que conquistó cinco Ligas, una Copa del Rey, tres Supercopas de España, tres Copas de Europa, una Supercopa europea y una Copa Intercontinental, en 2003 se marchó a Qatar para firmar por el Al-Rayyan. Dejó el club catarí para regresar a Europa y fichar por el Bolton Wanderers, del que se despidió en 2005 para cerrar la puerta de su vida deportiva en los terrenos de juego y abrir la de los despachos. Primero en uno de la Federación Española de Fútbol, en la que ejerció como director técnico y, años después, en otro del Málaga para asumir el cargo de manager general de la entidad andaluza.

 

“Son partidos de gran motivación”

A media mañana, con una temperatura que invitaba a abrigarse a fondo, la conversación Fernando-Hierro-Manolo-Sanchis-Madrid TINIMA20120603 0206 3comenzó con este expectante Real Madrid-Manchester que se jugará en el estadio Santiago Bernabéu cuando este 13 de febrero de 2013 se vaya desvaneciendo. Le digo que, según anda el equipo blanco, el partido se presenta más que comprometido.

Hierro responde al segundo: “Yo soy optimista y creo que el Madrid se clasificará. Los partidos de Champions en el Bernabéu, tanto para los jugadores como para los aficionados, tienen una gran motivación. No encajar goles y que el Madrid ganara por dos a cero sería magnífico para el encuentro de vuelta. Ellos tienen un gran centro del campo y delanteros con mucho olfato de gol. ¿Qué donde más flojea el Manchester es en la defensa? No estoy muy de acuerdo con esa apreciación. Cuenta con jugadores altos que no darán ninguna facilidad. Ellos, desde luego, vendrán a sacar un buen resultado”.

 

Surge de inmediato el comentario de que el Madrid, según camina por la Liga, ya sólo puede aspirar a dos títulos: la Copa del Rey y la Champions League, a lo que Fernando Hierro responde: “La Liga está muy complicada, pero hasta que no sea una realidad, es decir que esté perdida, tanto en el fútbol como en la vida hay que seguir luchando. Los partidos de los fines de semana son básicos para motivarse y competir al máximo. Dar una buena imagen, emplearse a fondo, que sirvan para estar, como digo, motivado para las otras dos competiciones. 

“El Madrid nunca debe dar nada por perdido hasta que el hecho se haya consumado”

 

 

“El Bernabéu se transforma”

Sacamos a colación que los aficionados y el equipo deben ser una sólida alianza, de que los pitos no conducen a nada bueno y que, sin embargo, el clamor animando al Madrid puede ser otra de las bazas importantes ante el Manchester. El ex jugador madridista, que conoce al dedillo los avatares que se pueden dar en estos encuentros, afirma: “Yo no tengo la mínima duda de que habrá una gran unión entre los aficionados y el Madrid. En estos casos, el Bernabéu se transforma. La gente no sólo irá al campo a ver al Madrid, sino también porque sabe el rival que estará enfrente y valora la dificultades y, al mismo tiempo, los valores del Real Madrid. El apoyo de los hinchas siempre es fundamental”. Fernando Hierro, actualmente secretario de la Asociación de Veteranos del Madrid, habló con la sinceridad como bandera.

Luis Miguel González