BUYO: "FUE UNA LÁSTIMA NO REGRESAR DE BERLIN COMO CAMPEONES"

“Lo más importante fue que el Madrid volvió a dejar el pabellón del club muy alto”

buyoViajó a Berlín con ese ánimo y simpatía que le caracteriza, sin que estuviera exento de su consabida ironía gallega. A Paco Buyo, al que más de una lesión le dejó huella en su brillante y dilatada carrera deportiva, se le marchitaron las ilusiones de jugar en el torneo berlinés, el Flextrom Cup 2013, donde el Real Madrid de veteranos quedó subcampeón. El de Betanzos, aunque no pudo demostrar aún su valía como guardameta, regresó de la capital de Alemania feliz y satisfecho.

En una espontánea charla nos dijo: “Fue una lástima no proclamarnos campeones en Berlín. El equipo jugó de maravilla ante los potentes conjuntos alemanes. Sólo la mala suerte en el lanzamiento de los penaltis nos impidió volver a España con el trofeo. No quiero quitar méritos al campeón, el Bayer Leverkusen, pero el colegiado de la final estuvo un poco caserillo. Lo más importante fue que el Madrid volvió a dejar el pabellón muy alto representando al club”.

 

“No era cuestión de arriesgar”

Sin perder un segundo y sin dudarlo, habló de los motivos que le impidieron alternar la portería con “Koke” Contreras. “Viajé a Alemania porque pensaba que podría jugar en algún encuentro, pero las molestias que tenía en un gemelo no desparecieron y no era cuestión de arriesgar cuando el portal del Madrid está bien asegurado con “Koke”. En el banquillo sufro más que cuando estoy en el campo o, en este caso, en la pista del rectángulo de juego”.

 

“La organización, sobresaliente”

Al comentar la visita a tierras germanas, al hablar de la organización y del recibimiento que tuvieron los madridistas, Paco Buyo pone énfasis en sus palabras. “A todo los sitios que acude el equipo de los veteranos del Real Madrid, ya sea en España o en el extranjero, son continuas y constantes las muestras de afecto que recibe toda la expedición. Están siempre pendiente de nosotros, que no nos falte de nada y, sobre todo, que nuestra estancia sea lo más agradable posible. La organización de este torneo, Flextrom Cup 2013, merece un sobresaliente en todos los sentidos. El programa que habían realizado fue perfecto, con equipos germanos de renombre continental. ¡Ah! Y otra cosa que quiero resaltar es el comportamiento de los aficionados, que dieron toda una lección de deportividad. Aplaudían a rabiar todas las jugadas, pero lógicamente más las de los conjuntos alemanes. Ha sido otra gran experiencia para grabarla en los anales de la Asociación de Veteranos del Real Madrid”.

Luis Miguel González