SABIDO, DESPEJES AL FUTURO

“Las puertas de la Asociación están abiertas para todos los veteranos”

“Lo más importante es que siga creciendo y reine en todo momento la armonía”

IMG 3432Corría el año 1967 cuando Andrés Sabido (Madrid, 13-11-1957) comenzó a moldear su fútbol de barrio en las categorías inferiores del Real Madrid. Tenía diez años y, a pesar de que a esa edad pesan más los sueños y las ilusiones que la realidad de un futuro, el chaval apuntaba tan buenas maneras defensivas, ya fuera como lateral o central, que los técnicos del club de aquella época apostaron de lleno por Andrés. Con el tiempo, un producto más de la cantera madridista daría muy buenos frutos en el primer equipo. En la temporada que pasó en el Castilla destacó por su entrega y entusiasmo.

En 1980, Sabido se convirtió en un firme puntal de aquel conjunto blanco que, por su juventud y los “Garcías” que se alineaban (García Navajas, García Cortés, Pérez García, García Hernández…) se le bautizó como “el equipo de los Garcías”. Era un elenco dirigido por Vujadin Boskov, una escuadra plagada de canteranos, que estuvo en un tris de conquistar la Copa de Europa, cuando en aquella edición el Madrid compitió con equipos de renombre continental, entre ellos el Inter de Milán.

 

“Aún se me ponen los pelos de punta”

Aquel 27 de mayo de 1981, fecha en la que se jugó la final del torneo europeo en el Parque de los Príncipes de París, aún la lleva grabada en la memoria Andrés Sabido, quien al recordársela comentó: “Se dieron unas circunstancias en aquel partido que hay que vivirlas para entenderlo. Recuerdo que fue una final muy trabada, competida y con mucho respeto por parte de ambos equipos: el Liverpool y nosotros. Teníamos la oportunidad de ganar la séptima Copa Europa, tras quince años sin conquistarla. Éramos un equipo muy joven, con una media de edad de 23 años que, por desgracia, pocas veces se ha reseñado. Casi todos éramos gente de la cantera. Por eso se reunían una serie de condiciones que hacían de aquel momento que fuera algo muy especial”.

Rememoraba aquel encuentro con cierta nostalgia y, tras un breve silencio, Sabido añadió: “Llegábamos a París después de una semifinal dura y terrorífica frente al Inter. El encuentro contra el Liverpool debió decidirse en la prórroga o en la tanda de penaltis, pero en una desafortunada jugada de nuestra defensa la aprovechó Alan Kennedy, quien con más fortuna que acierto batió a Agustín cuando sólo quedaban ocho minutos para concluir el tiempo reglamentado. Aún se me ponen los pelos de punta cuando recuerdo aquella final europea”.

 

“La labor que realiza es genial”

Tras ganar dos Ligas y dos Copas del Rey con el Real Madrid, en 1982 fichó por el Mallorca. Después de tres años en el equipo mallorquín, recaló en Osasuna. Otras tres temporadas grabó en su historial en el conjunto navarro y, en 1988, Andrés Sabido ponía el epílogo a sus páginas deportivas. Actualmente su vida laboral transcurre en una empresa que se dedica a la carga aérea a nivel mundial y en la que Andrés Sabido ejerce como director comercial.

“Felices fiestas a todos y que el Nuevo Año nos traiga salud, trabajo y que la grave crisis que padecemos salga de la UVI”

Cuando se fundó la Asociación de Veteranos del Madrid fue uno de los primeros en asociarse. Sigue siendo uno de los baluartes del equipo de veteranos en la retaguardia y, tras elecciones celebradas en junio, será uno de los miembros de la Junta Directiva de la entidad de ex jugadores madridistas. Hablando de la Asociación, Sabido puntualizó: “La labor que realiza la Asociación es genial en todos los sentidos. Se creó con el fin de ser solidaria con los ex jugadores o familiares más necesitados, con hacer aportaciones benéficas como, por ejemplo, en la lucha contra el cáncer, cuando postula la Cruz Roja, en ayudar a fundaciones o centros que luchan por descubrir ese fármaco que cure enfermedades que, en algunos casos, son un misterio, como el ELA. Hay partidos que vamos a jugar, ya sea en España o en el extranjero, cuya recaudación, parcial o total, van en ayuda de estos menesteres. Unos encuentros que también sirven para que nos veamos los compañeros y, aunque ya pesan las piernas, sigamos divirtiendo a los aficionados”.

 

“¡Pues no queda tela que cortar!”

Se quedó unos segundos pensativos y agregó: “Que nadie piense que porque se haya restructurado la Junta Directiva, vamos a olvidarnos de los que estaban antes. Todo lo contrario: somos los primeros en valorar todo los que han hecho por la Asociación y la admiración que les tenemos. Son leyendas del club, jugadores, como Santamaría, Pérez Payá, Buyo…, que han engrandecido la historia del club. Las puertas de la Asociación están abiertas para todos los veteranos. Lo más importante es que siga creciendo y reine la armonía”.

Sale a relucir el primer equipo. Este Real Madrid que acaba el 2012 demasiado distanciado del Barcelona en la Liga y sin ofrecer el mismo juego de la anterior campaña. ¿Qué le pasa al conjunto de Mourinho? Andrés Sabido, buscando la mejor respuesta a la interrogante, afirmó: “Yo creo que el equipo no se asentó bien al iniciarse la temporada. No estoy dentro de la plantilla y, por tanto, no puedo hacer juicios de valor. Yo creo que la presión que tiene el Madrid, aunque de siempre ha existido, y los adversos resultados en la Liga, como el último en casa frente al Espanyol, ha puesto en entredicho las aspiraciones del Madrid. Todos sabemos cómo está jugando el Barcelona y, aunque la ventaja de los azulgranas sea notoria, en el fútbol todo es posible”.SABIDO

Y sin más dilaciones añadió: “El Madrid está en los tres frentes. Lo ideal sería que conquistara la Décima y, ¿por qué no?, la Copa del Rey. Equipo tiene para ello, aunque en estos dos torneos, a eliminatoria única, se corren más riesgo. Lo que sé me atrevo a vaticinar es que esta temporada el Madrid logrará algún título. En los momentos difíciles es cuando todos los madridistas más unidos debemos estar”.

A punto de cerrar la charla, la pregunta en estas fechas era evidente. ¿Qué le pide al Nuevo Año que ya está llamando a la puerta? Andrés Sábido respondió: “Desear una felices fiestas a todo el mundo, en particular a los madridistas, y el que el año venidero nos traiga salud, trabajo, prosperidad y, sobre todo, que la grave crisis que padecemos salga de la UVI” Andrés Sabido, despejes al futuro de un defensa que dejó en el fútbol el sello del pundonor y el carácter de ganador.

Luis Miguel González