CONTRERAS, ESTIRADAS A LOS RECUERDOS

“El puesto de guardameta es el más ingrato y sacrificado”

“Como en el Madrid no tenía oportunidades me marché al Málaga”

“La Asociación de Veteranos es ejemplar en todos los aspectos”

koke1Habla en voz baja, con un tono como si quisiera no hacer el mínimo ruido. Como si sus palabras estuvieran exentas de presunción o vanidad. Se muestra, con la imagen de modestia y sencillez que ofrece, campechano, pero procurando que sus frases no levanten ampollas o susceptibilidades. Esta es la imagen que acompaña a la sombra de Pedro “Koke” Contreras, que nació en Madrid el 7 de enero de 1972 y que se formó en las categorías inferiores del Real Madrid, en las que demostró que tenía madera de guardameta. La progresión del joven arquero temprano le abrieron las puertas de experiencias de más altura, como la que vivió en la temporada 1996-97 en el Rayo Vallecano. En calidad de cedido por el Madrid, el mozo sería titular indiscutible bajo el portal del equipo rayista. Regresó al equipo blanco, pero Heynckes, Camacho y Hiddink no le brindaron apenas oportunidades para defender el marco madridista.

 

“A mi edad no era para sentirse feliz”

Fue Toshack, en la campaña 1998-99, quien le ofreció debutar en el Real Madrid. La pregunta caía por su propio peso. ¿Ningún técnico confiaba en Contreras? Y la respuesta del madrileño no se hizo esperar: “Tenga en cuenta que tenía por delante a Buyo, Cañizares e Illgner, tres excelentes porteros. En las dos temporadas que estuve en la plantilla del primer equipo sólo jugué diez partidos. A mi edad, con 27 años, no era para sentirse feliz. ¿Que hubiera podido tener más oportunidades?, puede ser, pero los que deciden las alineaciones son los técnicos, a los que siempre respeté sus decisiones". "En vista de mi situación, la cosa estaba más clara que el agua cristalina: tenía que buscar nuevos horizontes y me marche al Málaga. Lo que nunca olvidaré es que todo lo que se aprende cada día en el Madrid día es como una esponja. Mi paso por la entidad madridista nunca lo olvidaré, pero también he de manifestar que el Málaga significó mucho para mí personal y deportivamente”. Como integrante del plantel madridista ganó una Copa de Europa, una Copa Intercontinental y una Supercopa de España.

 

“Dicen que estamos locos y no es para menos”

Llegó al club malagueño en el preámbulo de la temporada 1999-2000, en la que el espigado guardameta figuraba en los once iniciales. Dos años después, debutó con la selección absoluta de España, en un partido entre España y Paraguay que terminó con empate a cero. Ese año, tras lesionarse Cañizares, el seleccionador nacional, José Antonio Camacho, le incluyó en la lista de seleccionados que acudirán al Mundial de Japón 2002. En junio de 2003 fue presentado como nuevo jugador del Betis, con el que jugó un considerable número de partidos, a pesar de la competencia con sus otros dos colegas, Toni Prats y Toni Doblas, y con el que se proclamó campeón de la Copa del Rey.

koke3bisCorre el tiempo de forma inexorable y, en la campaña 2007-08, el Betis le cede al Cádiz, con el objetivo de que el equipo gaditano ascienda a Primera División. “Koke” Conteras, a pesar de las ofertas que recibe de clubes de Primera y Segunda División, decide apartarse de los terrenos de juego como profesional y dedicarse a entrenar a los guardametas del Málaga. En su archivo deportivo quedaban doce años en los que Contreras demostró ser un sobrio guardameta y con personalidad. Hablando de ese puesto, el de arquero, “Koke” comentó: “Le puedo asegurar que es uno de los puestos más ingratos y sacrificados del equipo. Dicen que estamos locos y no es para menos. Porque hay que tener un par de redaños para tirarte a los pies del rival o, en los saques de esquinas, aguantar toda clase de codazos y empujones. Al portero nunca se le considera el ídolo o el héroe del partido. Se valora más un gol que una gran parada”.

 

“Lo del Málaga es una proeza”

Vive en Málaga, junto a su mujer y su pequeño retoño, y su familia. Allí, en tierras malacitanas, me cuenta que vigila sus negocios, que tiene en proyectokoke2bis crea una escuela formar a niños, a partir de los ochos años, que ya sueñan con emular a Casillas u otros guardametas, y que mantiene su pasión por la navegación. “Mi padre, que se llama Pedro, como yo y mi hijo, fue capitán de la Marina Mercante. Por ello no es extraño que el mar lo haya vivido desde muy pequeño. Navegar me encanta. En 2010, el año del Mundial de Sudáfrica, de tan gratos recuerdos para los españoles, crucé el Atlántico en compañía de un amigo. ¡Qué delicia es pescar en plana navegación y degustar la presa que has cogido!”

Cuando la charla se va agotando, al hablar de las competiciones españolas y continentales, Contreras deja escapar este ramillete de frases: “Es probable que la Liga vuelva a ser un mano a mano entre el Madrid y el Barcelona. El equipo blanco, por juego y oportunidades, mereció ganar al azulgrana en el último partido de Liga que se enfrentaron. Fue una lástima que el Madrid no regresara del Camp Nou con los tres puntos. Pero, en fin, en este día que conversamos aún queda mucha ´tela que cortar`en la Liga. Respecto a la Copa de Europa, confío en que el Madrid y el Málaga lleguen lo más lejos posible. Lo que está haciendo el conjunto malagueño es una auténtica proeza”.

A punto de dejar de tomar apuntes, le digo a Contreras que me hable de la Asociación de Veteranos del Madrid. Esta vez, con la voz levemente más alta, apostilló: “La Asociación de Ex Jugadores del Madrid es ejemplar en todos los aspectos”. Contreras, una estirada a los recuerdos.

Luis Miguel González