LA ASOCIACIÓN, CON LOS DISCAPACITADOS

Los equipos de veteranos de fútbol y baloncesto participaron en la III Semana del Deporte Inclusivo

Los ex jugadores, mezclados con los discapacitados, jugaron sobre el pavimento de la plaza de Felipe II

di5Hasta la tarde que ya se ha escapado, la del 22 de octubre de 2012, se quiso unir a la fiesta. Bajo un cielo azul otoñal, soleado y de agradable temperatura, la jornada deportiva transcurrió entre aplausos, emociones y apoyos. Sobre el pavimento de la plaza de Felipe II, junto al Palacio de los Deportes de Madrid, un grupo de veteranos del Madrid de fútbol y baloncesto, se mezclaron con una selección de discapacitados de ambos deportes que hicieron las delicias del más de centenar de personas que ocuparon unas improvisadas gradas o los que, de pie, siguieron de cerca los partidos.

La III Semana del Deporte Inclusivo, organizada por la Fundación Sanitas y la del Real Madrid, fue apoyada por varios patrocinadores, entre ellos el Ayuntamiento de Madrid y el Consejo Superior de Deportes, cuyo máximo rector, Miguel Cardenal, presidió el acto. A Cardenal, secretario de Estado del Deporte, le acompañaban, entre otras personalidades, Enrique Herrero, director general de Deportes del Ayuntamiento madrileño; Iñaki Ereno, presidente de la Fundación Sanitas; Miguel Pardeza, director deportivo del Real Madrid, y Emiliano Rodríguez, presidente de la Asociación de Veteranos de Baloncesto del Madrid.

 

Una loable actitud

En sus alocuciones, antes de iniciarse los encuentros, todos coincidieron en la loable actitud que supone esta solidaridad con las personas discapacitadas que, a pesar de sus mermadas facultades, juegan o se enfrentan a deportistas que no están discapacitados. En esta ocasión, a rivales que para muchos de ellos, o para todos, fueron sus ídolos. En primer lugar, en dos tiempos de siete minutos, tuvo lugar el partido de básquet. Allí estaban Javi Coll, Aller, Arlauckas, Antúnez, Paniagua, De Miguel y Vidaurreta que, combinados con los discapacitados, dieron lecciones de baloncesto, tanto los ex jugadores como los que se alinearon con ellos.

 

Los asistentes entusiasmados

Con las mismas características se jugó un partido de fútbol. En representación de la Asociación de Veteranos del Madrid estuvieron Martín Vázquez, Buyo, di3Butragueño, los hermanos Pérez (Alfonso e Iván), Macua, Geni y Manolo Castro, que también entusiasmaron a los asistentes con jugadas trenzadas en unión de los que formaron ambos equipos. Todos estuvieron a gran altura, pero sobre todo el guardameta Alejandro que, a pesar de su discapacidad, hizo paradas que fueron premiadas con sonoros aplausos. Lo de menos eran los resultados. Lo importante fue el apoyo incondicional de los ex jugadores madridistas, siempre en vanguardia de esa incontestable fraternal ayuda a las personas que más lo necesitan. Un cóctel de afecto, solidaridad y deporte en esta III Semana del Deporte Inclusivo.

Luis Miguel González