PACHÍN Y SU HERMANO PACO, HOMENAJEADOS EN TORRELAVEGA

“Nos entregaron una camiseta de la Gimnástica que nos hizo una gran ilusión”

“Los nuevos directivos de la Asociación van a recibir una gran herencia; espero y deseo que la superen”

el-castilla-exhibe-su-pegada-en-el-homenaje-a-pachin-amistoso-gim-torrelavega-0-rm-castill-1En Torrelavega, su pueblo natal, Enrique Pérez Díaz “Pachín” y su hermano Francisco recibieron un cálido homenaje de la Asociación de Veteranos de la Gimnástica Torrelavega. Fueron homenajeados con motivo de la visita que el Castilla hizo a la localidad cántabra, que se enfrentó a la Gimnástica en un partido amistoso de preparación con vistas a la próxima temporada. Al regresar del lugar donde nació, en su paso fugaz por Madrid antes de volver a Benidorm, donde pasa sus vacaciones, conversamos con Pachín, que aún se emocionaba al hablar de un homenaje del que numerosos paisanos, amigos y aficionados al fútbol, fueron testigos.

Sin apenas preguntarle, Pachín aseguró: “La saga de los Pachines es muy popular en Torrelavega. Mi hermano Paco jugó ocho años en el equipo local. Lo que me extrañó fue que no invitasen a mi sobrino Fede, que también perteneció a la Gimnástica durante siete años. Yo sólo jugué catorce o quince partidos en los juveniles, de los que guardo un gran recuerdo. En el homenaje, nos entregaron una camiseta de la Gimnástica, cuyos colores son preciosos, que a Paco y a mí nos ilusionó enormemente. Un detalle que nunca olvidaremos.

 

“La Liga volverá a ser cosa de dos”

En el horizonte de la temporada 2012-13 ya se divisa la primera jornada de Liga. Un campeonato del que Enrique Pérez Díaz “Pachín” tiene la impresión de que será similar al anterior. “Llevamos unos años en los que, efectivamente, la Liga es cosa de dos; es decir, que los máximos aspirantes al título son el Madrid y el Barcelona. ¿Por qué? Por una sencilla razón: porque son los que más dinero tienen. El Madrid, desde mi punto de vista, tiene una buena plantilla y un equipo muy equilibrado. Si llega algún refuerzo, pues bienvenido sea, pero también hay que pensar que si de da un empujón y confianza a los jugadores de la cantera, hay plantilla más que suficiente para afrontar las tres competiciones. Cierto es, por otra parte, que jugar en el primer equipo madridista no es nada sencillo”.

 

“No sólo hay que depender de la técnica"

Aún no se habrán apagado los ecos de la primera jornada de Liga, cuando se pondrá en juego la Supercopa de España. ¿Quién será se llevará el título? La pregunta se la traslado a Pachín y, sin titubear, responde: “En estos encuentros no es fácil vaticinar, pero yo me atrevo a pronosticar que el Madrid será el campeón. El Barcelona juega de memoria y con mucho toque, pero su fútbol se asemeja al brasileño y si no hace goles llega a cansar. El Madrid, por el contrario, juega al contrataque y con velocidad. En una palabra: el fútbol del Madrid es más bonito que el del Barcelona. No sólo hay que depender de la técnica. Kubala, por ejemplo, tenía una técnica fabulosa, pero Di Stéfano era veloz y, técnicamente, sensacional. Mi argumento de que seremos campeones se basa en que tenemos hambre de títulos. Ellos, en los años que Guardiola ha dirigido al Barça, han ganado muchos galardones”.

 

“He sido el malo de la película”

Fue uno de los pioneros de la Asociación de Ex Jugadores del Real Madrid, en el que ejerció como entrenador del equipo de los veteranos durante doce años, y directivo hasta las pasadas elecciones, en las que Pachín, junto a Santamaría, Pérez Payá, Buyo y Rubiñán, serán remplazados en la Junta Directiva, respectivamente, por Sanchis, Hierro, Martín Vázquez, Sabido y Alfonso. Al recordarle los comicios del pasado mes de junio, al comentarle que si esperaba que dejaría de ser directivo de la Asociación, Pachín afirmó: “La verdad es que no lo esperaba, pero lo intuía. Yo he sido el malo de la película. ¿Por qué? Porque muchos no pensaban como yo y porque no era amigo de los jugadores en mi etapa de entrenador. Recuerdo que un viaje a Guatemala jugamos dos partidos. En el primero ganamos y en el segundo perdimos. Tras el primer encuentro, los jugadores se fueron a dar una vuelta por Guatemala. Unos, a jugar al golf; otros a hacer excursiones… Hubo un jugador que, en el segundo partido, estuvo apático; vamos, que no se esforzó mucho. Le recriminé su actitud y me dijo: “Yo he venido aquí a divertirme”. No, mire usted, lo primero es dejar muy alto el pabellón del Real Madrid, intentar ganar al rival, y después divertirse”.

 

“Me voy con la cabeza muy alta”

Tras coger aliento, añadió: “Yo me voy de la Asociación con la cabeza muy alta y con el deber cumplido. He hecho kilómetros y kilómetros, muchas veces junto a Zoco, al frente del equipo de los veteranos. En bastantes ocasiones, en el mismo día, he hecho mil kilómetros de ida y vuelta y he llegado a mi casa a las tres de la mañana. Tras las elecciones llegan a la directiva otros ex jugadores a los que les deseo mucha suerte en su nueva andadura en la Asociación de veteranos”. La pregunta, después de esta parrafada, era obligada: “¿Qué herencia les dejan a los que llegan?” “Sincera y sencillamente: una gran herencia, deportiva y socialmente, que habrá que vigilar. Yo espero y deseo que esa herencia la superen y que la Asociación, en todos los aspectos, siga creciendo por el bien del Real Madrid y de los ex jugadores que han defendido la histórica camiseta blanca”. Enrique Pérez Díaz “Pachín”: mirando al frente.

Luis Miguel González